Licenciatura 4° Medio 2016

10 Noviembre 2016
Autor :  

Este pasado Jueves 17 de noviembre se realizó la licenciatura de nuestros queridos alumnos de Cuarto Medio, para ellos un gran paso para su futuro, para nosotros, futuros profesionales.

Mensaje de nuestra directora:

En una tarde nublada y fría, dos niños patinaban sin preocupación sobre una laguna congelada. De pronto el hielo se rompió, y uno de ellos cayó a las frías aguas. Su amigo agarró una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas, hasta que logró quebrarlo y salvar a su compañero de juegos. Al instante, llegó un grupo de hombres que, viendo lo que estaba sucediendo, corrieron a ayudar. Al llegar, se dieron cuenta que el peligro había pasado y se preguntaron: “¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que haya podido quebrarlo con esa piedra y con sus manos tan pequeñas...” Un anciano que había estado mirando desde la distancia, dijo sonriendo: Yo sé cómo lo hizo, y la respuesta es muy simple: no había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Albert Einstein dijo: "Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr". En momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

Estudiantes, Esas ganas de luchar y de salir adelante, aún frente a una posibilidad de fracaso. Esa imaginación desbordante de la juventud aplicada en la crisis o en el relajo, es lo que les permite estar vivenciando estos momentos, mismos momentos que trazan la línea imborrable entre el hoy y el mañana, entre el presente y el futuro, entre el éxito y el fracaso.

Cuarto medio generación 2016, año en que nuestro colegio cumple su mayoría de edad (21 años).

Para esta ceremonia hemos ido más allá de los tiempos, a rescatar de la mitología griega a Pegaso, magnífico caballo alado. Era el caballo de Zeus, dios del cielo y de la tierra, para mirar en espejo sus grandes capacidades, las cuales son comparables a las vuestras…”

Pegaso, caballo alado capaz de alzar el vuelo para ir tras su objetivo, cualquiera fuese este, …Como ustedes… quienes unidos toman la fuerza necesaria para ir en búsqueda de grandes victorias, como, por ejemplo, ser bicampeones de los aniversarios 2015 y 2016 de nuestro colegio, éxito que los llena de orgullo y que varios de ustedes quisieron compartir plasmándolo en algún discurso de despedida.

Pegaso, de carácter indomable, cuando él quería serlo, …Como ustedes… cuando conspiran para dejar de manifiesto que nadie pasará fácilmente sobre sus planteamientos, sean estos justos o injustos a la luz de los demás.

A su vez, Pegaso era tremendamente dócil cuando sentía que lo requerido estaba acorde a sus deseos… Como ustedes… capaces de conquistar hasta el corazón más duro cuando con sus palabras dulces y sus caritas de inocentes logran volver blanco lo que es negro o volver inicio un final.

Este caballo alado contaba con grandes virtudes, una de ellas era que, donde Pegaso daba una patada, brotaba un gran manantial de aguas cristalinas, de allí su nombre. …Como ustedes… donde hoy existe una huella de vuestro paso, brota un manantial de esperanza que saciará la sed del deseo cumplido y la meta alcanzada de muchos que, expectantes, miramos cómo agitan sus alas para, al igual que Pegaso, levantar el magnífico vuelo que les transportará a nuevos espacios llenos de valiosos y sorprendentes momentos.

Frente a la pregunta, ¿Que están dejando?, Conocen muy bien la respuesta, algunos de ustedes lo escribieron:

- “Ya no volveremos a oír el timbre que nos anunciaba los tan ansiados recreos”.

- “Atrás quedarán los grandes y largos consejos de los profesores que a veces no aburrían, pero que sabíamos que sólo trataban de ayudarnos”.

- “Atrás quedarán los recuerdos de los sacrificios que hacíamos para los aniversarios, donde todo el curso se unía como nunca, dejando la mala onda”.

- “En cada momento me pongo a pensar ¿qué sería una clase sin este curso?”

- “Cómo olvidar cuando comenzamos nuestra educación básica y una profesora se fue llorando porque no la dejamos leer un cuento, sinceramente perdone profesora”.

- “Hoy miro hacia atrás y me digo: Cómo pasa el tiempo ¿no?”

Jóvenes, conserven vivo, el paso por este su colegio, nosotros mantendremos frescos algunos recuerdos como:

- Los vidrios rotos con la pelota, dentro del colegio o de las casas cercanas.

- Los gritos en los mundiales que veían en la sala, o el fantasma que inventaron en el baño de las niñas.

- O cuando alguno se escapó para ir a buscar los materiales de artes.

- O cuando el zapato de uno de ustedes voló a la casa del lado. En fin, tantos y tantos recuerdos que llenan nuestras mentes.

Hoy, al traspasar este portal, serán nuevas personas. Más libres, pero más atadas a sus responsabilidades, más solos, pero rodeados de mucha gente y con mayores desafíos, los que deberán enfrentar con la fuerza de sus propias expectativas.

Luchen siempre por lo que quieren, haciendo uso de sus responsabilidades y de sus derechos, sin olvidar que, éstos últimos, terminan donde comienzan los de los demás.

No te desanimes con facilidad, usa tu inteligencia para salir adelante y espera de los otros sólo lo justo y necesario.

Esfuérzate por ser siempre cabeza. Dios dice que nos dio alas como las de las águilas: firmes y fuertes, para levantarnos en grandes vuelos y no para usarlas en revolotear sobre el suelo, desde donde nunca podrás ver el perfecto horizonte dibujando la curvatura de la tierra.

Brevemente te contaré que hubo un hombre que fracasó en los negocios y cayó en bancarrota en 1831. Fue derrotado para la Legislatura de 1832.

Su prometida murió en 1835.

Sufrió un colapso nervioso en 1836.

Fue vencido en las elecciones de 1836 y en las parlamentarias de 1843, 1846, 1848 y 1855.

No tuvo éxito en su aspiración a la Vicepresidencia en 1856, y en 1858 fue derrotado en las elecciones para el Senado.

Este hombre fue Abraham Lincoln, presidente de Estados Unidos el año 1860.

A nuestros apoderados: ustedes nos dejaron a sus niños y nosotros les entregamos nuestros jóvenes.

Ellos se describen como “un curso donde había de todo: estaban los que eran más silenciosos, los desordenados, los responsables, los enojones. Los que eran aperrados y los que no lo eran tanto. Los estudiosos y los que puro cantaban en clases. Los que se pasaban vendiendo comida. Había de todo, a pesar que éramos tan diferentes, sabíamos llevarnos bien y lográbamos que todo el mundo encajara en nuestra pequeña familia”.

Jóvenes, efectivamente ustedes ya no volverán a escuchar el timbre que les anunciaba el tan ansiado recreo, como lo menciona con nostalgia uno de ustedes, ni las largas peroratas de sus profesores y nosotros añoraremos sus miradas, gritos y travesuras…

Finalmente resumo mi mensaje en este corto pensamiento. sólo fracasarás cuando dejes de intentarlo. Un abrazo y hasta siempre.  

 

Próximamente la galería de fotos del evento

931 Views
Miguel Ramirez

Coordinador de la Red Enlaces del Colegio Leonardo da Vinci de Coquimbo

Profesor Técnico Profesional con Mención en Informática

Contacto

Información de contacto

  • Dirección: Juan Barrera Cortés #2050
  • Teléfono: 051 2 248772
  • Email: ldvcoquimbo@ldv.cl
  • Ciudad: Coquimbo

Nuestros apoderados

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…